No hemos perdido un año

Resumen anual del equipo de gobierno de Unidas por Mota

Sergio Jiménez es concejal de Empleo, promoción económica y turismo en el Ayuntamiento de Mota del Cuervo. Es su segunda legislatura como concejal y en la primera ya gestionó la mayoría de estas áreas durante tres años.

Ha sido un año muy complicado, donde recursos y tiempo han tenido que ir a parar a la lucha contra el Covid-19. ¿En un área tan importante se ha podido avanzar en los proyectos pendientes?

Lógicamente, no podemos negar que este año ha sido un golpe muy duro a la legislatura pero por supuesto que se ha avanzado y, sobre todo, hemos defendido a las y los trabajadores, sus puestos de trabajo y sus condiciones. El esfuerzo ha sido inmenso para evitar decenas de desempleados y otros problemas socioeconómicos asociados. Después, cuando pasó el primer momento del confinamiento duro, hemos apostado por mantener, priorizando la salud, el máximo nivel posible de actividad en el ayuntamiento. Eso ha supuesto que este verano haya habido cierto movimiento en Mota con mucha seguridad y una decena de contratos directos y posiblemente otros 6 o 7 indirectos.

Y, a pesar de lo extraño del año, no hay que olvidar que hemos reforzado el servicio de atención y orientación laboral haciéndolo crecer ampliamente. Solo este año hemos atendido e intentado ayudar a más de cien personas.

¿Ese esfuerzo ha sido visto por muchos sectores como un apoyo real, por ejemplo por empresas de sonido u hostelería?

Esperamos que sí pero esto siempre es relativo. Un ayuntamiento solo no puede salvar un sector completo. Aquí hemos tenido muy claro que había que apoyar en materia impositiva (eliminación completa de la tasa de terrazas, eliminación de un semestre en la tasa de basuras…) pero que lo importante es tener clientes y trabajo. Si no hay trabajo los negocios cierran aunque no tengan que pagar una tasa concreta. Por eso hemos intentado que hubiera el movimiento que fuera posible en el municipio siendo siempre incluso más prudentes y restrictivos que lo que la normativa marcaba… pero sin caer en la inacción.

Y sobre los asuntos que estaban previstos para 2020… ¿ha habido avances?

Sí, en este sentido estoy relativamente contento porque haber sido capaces de sacar adelante compromisos que teníamos a pesar de la situación… es para estarlo.

Estoy muy satisfecho de haber podido poner en marcha la bolsa de empleo joven que prometimos. Era una prioridad para mí porque sé que sin empleo los jóvenes se van y cuando eso sucede… tenemos un grave problema. El Ayuntamiento tiene la capacidad que tiene y la hemos puesta toda al servicio de esta causa: queremos que si hay un empleo para un joven pueda encontrarlo.

También hemos seguido trabajando con Invierte en Cuenca y a primeros de año el alcalde participó en la presentación en Madrid de esta iniciativa para estar en el escaparate, a la vista de posibles inversores. Hay que recordar que el Ayuntamiento no había mostrado interés hasta entonces y se incluyó en el descuento en este servicio gratuito. Es muy importante que si hay alguna opción de inversión, la canalicemos.

Por otro lado, en cuanto se publiquen vamos a volver a participar en las ayudas para contratar a personas jóvenes en el Ayuntamiento. Es una oportunidad, un año de trabajo para coger experiencia y, además, en nuestro caso los dos primeros empleos que se han producido durante este año han sido totalmente satisfactorios. Avance y experiencia para los jóvenes y gente comprometida y con muchas ganas para el Ayuntamiento.

Y, aunque este año se han podido desarrolla menos actividades relacionadas con el empresariado y/o autónomos y autónomas, hemos estado cerca de ellos, colaborando en todo e intentando echar una mano en una situación dramática. Estamos a punto de entregar las ayudas 2020 a emprendedores y autónomos en la localidad con una partida de 20.000 euros que no ha perdido ni un céntimo este año a pesar de la caída generalizada de ingresos. El Ayuntamiento, además, no se ha escondido ni justificado en la situación y hemos cumplido la promesa de ampliar las zonas iluminadas en Navidad para generar el mejor ambiente posible. Mota del Cuervo es un centro comarcal, recibimos a gente de pueblos vecinos, y tenemos que ser capaces de demostrarles que tenemos todo lo que necesitan, a buen precio y con buen trato.

¿Hay forma de luchar contra empresas como Amazon?

Pues no es sencillo, lógicamente. En Mota no tenemos la solución tampoco pero sí tenemos muchas ganas de dar todas las armas que podamos a nuestros comerciantes porque son nuestros vecinos y amigos.

Estamos terminando una página web que sirva de directorio de todas las empresas de la localidad para que las personas que no son de Mota sepan que aquí, a muy pocos kilómetros, tienen la mayoría de los servicios. Y queremos poder coordinarla con las tiendas online o catálogos de las tiendas para dar la batalla también en ese campo. Es algo que tenemos ya en marcha y esperamos que sea una realidad en muy pocas semanas.

El turismo ha funcionado relativamente bien durante el verano en Mota del Cuervo, según los datos, ¿por qué ha sido y hacia donde se camina en este sector?

En general tenemos un servicio turístico que es una maravilla y eso es la mitad del trabjajo hecho. Después, nosotros estamos convencidos de que tener los museos abiertos, las instalaciones, tener actividad cultural… ha servido para que Mota sea un destino interesante en la comarca. Además, por supuesto, de una apuesta mayor por el medio rural este verano pero, una vez decidido el visitante por ir al medio rural… Mota ha sobresalido sobre otras zonas y nuestro servicio de turismo y un pueblo vivo y activo han sido la clave. Es lo que hablábamos al principio, con toda la seguridad del mundo pero hubo que decidir entre tener a gente sin trabajar en casa (causando perjuicio económico lógicamente aunque ahorrando el ayuntamiento) o tener a la gente activa.

Además, durante este año hemos presentado un plan turístico municipal bien trabajado y que tengo que agradecerle a los servicios turísticos. Este plan se diseñó como guía y  para participar en subvenciones estatales gestionadas por la Junta y que, por desgracia y en esta ocasión, no ha sido valorado como esperábamos y no hemos sido beneficiarios de ayudas. Iremos implementándolo y volveremos a intentarlo en otras convocatorias. Lo que sí que es una realidad es la calefacción del molino que recibe a los visitantes de Mota, con un sistema de geotermia y que ya está en funcionamiento.

Pero, en resumen de este amplio plan, hay que decir que la idea es hacer nuestra sierra algo más “amable” al viajero. Que tenga unos baños, cafetería o alguna opción de comprar a través de máquinas de vending o similar… cuestiones todas ellas que requieren inversión pero en las que estamos trabajando.

Por último, este 2020 también verá cumplida la promesa de instalar itinerarios o rutas turísticas con códigos QR. Si todo va bien estarán antes de acabar el año.

Y para terminar… ¿cuál sería la mejor noticia en su área?

Bueno, creo que la mejor noticia en cualquier área es que hemos dejado atrás esta pandemia y eso traería consigo que los negocios pudieran volver a tener su actividad habitual. Muchos autónomos están pasando momentos muy complicados, sectores como la hostelería, los comerciantes de mercados… y todos en general. Al final la economía local es un círculo y no puedes quitar de la ecuación un sector completo y pensar que los demás no lo vamos a notar o no tenemos por qué preocuparnos. Somos un pueblo, tenemos que ayudarnos todos a todos porque nos afecta lo que suceda con los demás vecinos.

En cualquier caso, el equipo de gobierno está echando el resto en que pudiera salir adelante el POM y con el una posibilidad de polígono industrial que en Mota hoy es imprescindible. Son ya más de 10 años de retraso y varias legislaturas donde no se ha podido avanzar nada… nos esforzamos mucho en que esto cambie pero tenemos que ser prudentes porque hemos visto fracasar muchos otros intentos antes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *